Cultura,  Life Style

Visitando una Villa Eslovaca en Serbia

Selenča es una pequeña villa situada en la provincia de Vojvodina, Serbia, con algunos 2,000 habitantes quizá. Se le conoce por ser en su mayoría una comunidad eslovaca, pero también habitan algunas minorías como húngaros, serbios y gitanos.

Es una villa muy pequeña que puedes recorrer en un par de horas, no existen muchos monumentos o lugares de interés, pero para uno que es extranjero todo le parece distinto, maravilloso y digno de conocer su historia.

El calvario:

Lo que pude saber es que es el lugar en donde los creyentes católicos realizan el viacruzis de semana santa, además de otras representaciones. Desde la entrada principal -la cual es un bonito arco forjado de hierro- hay varias casillas que representan los puntos claves del viacrucis. Al final hay un monumento con tres cruces en donde ha de culminar dicha representación.

El cementerio: 

Como todo en Salenča, este lugar también es muy pequeño, pero hay ciertos contrastes entre nuestros cementerios mexicanos y los de Salenča. En primero, sus tumbas son muy sencillas, lo único que se erige es la placa con los datos del difunto, solamente había una tumba en forma de cripta y me dijeron que pertenecía a una familia rica, pero no era nada fuera de lo ordinario. Otra característica es que las placas acostumbran a llevar la foto del difunto, así que en la información podrás leer quién era, cómo era y cuánto vivió.

Iglesia Católica:

Es la edificación más sobresaliente de la villa, no tiene tantos adornos o arquitectura intrincada, además de que no verás tantos santos observándote 😁 . Lo más bonito es el techo, que guarda unos frescos con representaciones cristianas y adornadas con mosaicos.

Museo privado:

Para mi mala suerte cuando fui a este lugar los propietarios se habían ido de viaje y no iban a regresar, si no hasta la fecha en la que yo me iba a marchar 😕 . Pero me contaron (y también husmié por las ventanas) que tienen todos los trajes típicos de la región, así como otros elementos folclóricos.

Otras edificaciones:

Existen otras edificaciones como pequeñas casas antiguas, un monumento a uno de sus fundadores y la escuela primaria, la cual, junto con la iglesia, constituyen los lugares más grandes de la villa.

Sobre las casas, estas no son muy vistosas o grandes y con una arquitectura es muy simple. Alguna de las casas más viejas tienen azulejos con entramados turcos, debido a que los turcos estuvieron ocupando esa región por casi 4 siglos.

La escuela primaria fue uno de los lugares que más me gustaron, porque alberga mucha historia sobre la villa. Ejemplo de ello es un pequeño mural que tienen al subir las escaleras para el segundo piso. En él se pueden apreciar las vestimentas, danzas y sitios principales del lugar.

Una de las cosas que me parecieron fascinantes fue que los pasillos de todo el edificio están decorados con anuarios encuadrados de todas las generaciones que han pasado por sus aulas. Al ser una población pequeña sólo existe un salón para cada grado, así que hay suficiente espacio para las fotografías de cada generación.

En general, Selenča sería el equivalente a un ejido en México, sin muchas atracciones o lugares para “turistear” pero eso si, es muy tranquilo, y yo lo recorrí en bicicleta diciéndoles a todos “Zdravo”👋(Hola).

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *