Cultura,  Mundo,  Travel

Viajando a Subotica en Serbia

En esta ocasión no les voy a hablar con datos de la ciudad o historia de la ciudad, si no de lo que fue mi experiencia personal yendo a Subotica, a casi 2 horas de Serbia y frontera con Hungría, por eso es que aquí viven en su mayoría Húngaros de Serbia, como dicen ellos.

Yo fui en carro con mi amiga Vanja, a ella la conocí acá en Serbia y se ha portado muy linda gente conmigo desde el inicio. Ella me quiere enseñar lo bonito que es Serbia y pues yo dejo que me pasee 😆

Como les digo, nos fuimos de Novi Sad a Subotica en carro, llegamos aproximadamente en 1 hora con 40 minutos. De Novi Sad hay un tren hasta Subotica, pero hace como 4 horas, es barato, así que si tienes tiempo esa es otra opción.

Nosotros llegamos directamente a Palić, que es un pueblito muy pintoresco y en donde su mayor atracción es el área del lago grande. La gente va ahí para caminar, tomar o comer algo en los restaurantes que hay alrededor o rentar uno de esos rickshaw donde se pueden subir varias personas en ir pedaleando alrededor del lugar.

 

Nosotros anduvimos caminando, siempre he dicho que lo que más me gusta de los Húngaros es su arquitectura, que es muy intrincada y vistosa. Aquí tengo que aclarar que este pueblo casi en su totalidad es húngara, debido a los cambios de fronteras, gobiernos, entre otras cosas. Se hablan los 2 idiomas, el serbio y el húngaro, este último más en su totalidad y nadie tiene problema con eso. ¡Me encantan! 😍

Al inicio yo no podía entender esto que tienen ellos acá de que pueden existir Húngaros de Serbia o Eslovacos de Serbia, para mi era «o eres Eslovaco o eres Serbio» era lo que yo le decía a Daniel cuando él me explicaba que era un Eslovaco nacido en Serbia, un rollo total.

 

Bueno, después de andar caminando alrededor del lago y por los jardines del lugar, nos fuimos al zoológico. El zoo no es muy grande o algo que realmente recomendaría visitar; ya que no es el atractivo principal de la ciudad, nosotros fuimos con los niños de ella y me estuvieron enseñando a pronunciar el nombre de los animales en serbio, eso fue lo mejor 😉.

 

 

Posteriormente nos subimos al coche para ir a la ciudad, pasamos por una calle muy bonita, llena de árboles y casa con fachadas muy peculiares, después agarramos la carretera y en menos de 10 minutos ya estábamos en el centro de la ciudad, así de pequeño es, pero bonito y limpio 🙂

Estacionamos el coche, en Serbia en las ciudades para pagar el estacionamiento lo haces mandando un SMS por medio de tu teléfono celular a un número que esta señalado en la zona en donde te hayas estacionado. Estas zonas están marcadas con señalamientos que van por colores, cada color representa cuantas horas puedes aparcar. Después de estacionarnos caminamos un poco para admirar las edificaciones, yo y las fachadas húngaras tenemos un amorío secreto, me encantan 😍.Después nos fuimos a comer.

Ya estando en el restaurante, estuvimos comiendo, platicando y relajándonos…hahahahaha acá fue donde casi se nos pierden los niños de ella, fue todo un susto, porque el restaurante esta en medio de 2 calles, una de carros y la otra peatonal, pero para salirse tenían que haber pasado por donde estábamos, entonces no sabíamos hacia que lado se habían ido. En general la ciudad es muy tranquila ¡pero imagínate la angustia de imaginarte que se te hubieran ido tus niños hacia los carros o simplemente de no encontrarlos! Finalmente Vanja los encontró, estaban en el baño 😆

Restaurante en donde comimos. Todo muy rico, servicio amable y tienen unas pinturas muy interesantes.

Para nuestra mala suerte mientras todo esto pasaba se comenzó a nublar y los meseros comenzaron a recoger las sombrillas y las colchonetas de la terraza, así que nosotros decidimos irnos a caminar antes de que nos agarrara la lluvia.

A la verdad no recorrimos mucho, a pesar de que es una ciudad pequeña tiene su encanto, y pienso volver a ir, porque solo fui al centro, a la plaza principal, vi el teatro, algunos edificios emblemáticos, la fuente, pero creo que aún me faltó mucho que ver y bastantes fachadas lindas de las cuales enamorarme 😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *