Cultura,  Mundo

Nikola Tesla Museum

El maestro del rayo, el genio desconocido, el maestro sin gloria tiene sus museo ahí en una pequeña casa antigua en la capital de Serbia, Belgrado.

Nacido en Serbia pero nacionalizado Americano, Nikola Tesla fue un científico “muy adelantado para su tiempo”, como Da Vinci, Copérnico y demás. De esos visionarios que nacen en el lugar y tiempo equivocado y son tomados por prodigios y después por locos.


Fue el primero en plantearse la idea de que la electricidad podría ser transmitida wireless y además el que revolucionó su tiempo inventando el campo de rotación magnética que permanece hasta hoy en día.

El recorrido que se realiza en este pequeño museo es de muy poca duración, pero no deja de asombrarte todas las ideas que este hombre tenía en su cabeza.

Para mi suerte, llegue minutos antes del comienzo de una visita guiada, donde tomaríamos parte en la demostración de algunas réplicas de los aparatus de Tesla.

Foto de www.lunatravelserbia.com. Yo estaba ocupada sosteniendo la luz de neón.

La parte más emocionante de la visita es ese instante en el que ponen a trabajar la réplica del Oscilador de Alta Frecuencia de Tesla y los asistentes sostienen lámparas de neón y estas son iluminadas sin ningún cable o algún tipo de interruptor…es sólo la magia de Tesla.

O el momento cuando sabes que puedes tener súper poderes al ver como se transfiere un rayo eléctrico a tu mano de un oscilador más pequeño.Claro que todo tiene su explicación, la cual es dicha por el guía del museo.


Dentro de las anécdotas, está la cual cuenta como las personas de su época fueron reunidas para ver cómo Tesla controlaba un pequeño bote remotamente, claro que estamos hablando de más de cien años atrás, las cuales creyeron que el científico estaba utilizando magia o que había metido a un mono adentro del pequeño barco para conducir la nave y engañarlos.

El museo cuenta con pertenencias de Nikola, así como documentos, maquetas, bocetos y hasta la urna con los restos de Tesla.

Si duda es un científico del cual no se habla mucho, pero que dejó una huella en nuestro mundo contemporáneo y del cuál podrás conocer un poco más en el Museo de Nikola Tesla.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *